El problema del paraquat

Sebastiao Pinheiro.

Las “malezas mutantes” -inducidas por el uso de transgénicos y los insumos asociados a estos-, jamás fueron ciencia ficción, pero los medios de comunicación cómplices, las convertirán en presagio de Casandra1. El Dr. Ian Heap, una de las principales autoridades en el mundo del Agribusiness (www.weedscience.com), junto con el Dr. Todd Gaines, elaboraron el cuadro catastrófico de infestación de “malezas mutantes resistentes a los herbicidas” que han surgido en el mundo. Esta calamidad internacional impide el cultivo en las tierras más fértiles de Canadá, EE.UU. y Australia, donde ya se han identificado más de 45 biotipos mutantes de diferentes especies (Cuadro).

Sin título

Según la revista Farm Industry News hay más de 300 millones de hectáreas infestadas por estas malezas mutantes resistentes al Roundup® (Glyfosate®), cerca de 100 millones en los EE.UU. solamente. En Río Grande del Sur (Brasil), durante más de año la única noticia publicada en los medios fue en el periódico Zero Hora, sin embargo la nota no tuvo ninguna connotación de advertencia, peligro o precaución, se trató más bien de una anticipación en interés de la “ciencia del Agribusiness”. Ahora el periódico vuelve a la carga con un anuncio comercial disfrazado de “noticia” en primera plana: “HERBICIDAS LIBERADOS”.

En el medio periodístico, bajo el título de “AGROTÓXICOS”, se encuentra la pretendida disputa burocrática-legal, que no aclara que en los estados productores de soja de Brasil hay más de un millón de hectáreas no aptas para el cultivo de dicha planta ni de maíz, debido a la presencia de más de 11 biotipos mutantes de malezas resistentes a Roundup® (Glyfosate®), creadas por el uso del herbicida, según el renombrado Dr. Ian Heap.

zzzzzzzzzzzzzzimagem2

La primera preocupación del gobierno (poderes ejecutivo y judicial), debería ser la de responsabilizar a quienes generaron esta situación y actuar legalmente en su contra, tanto de particulares como de autoridades (Ministerios de Salud, Medio Ambiente y Agricultura, y particularmente de la Comisión Nacional de Bioseguridad, quienes sabían que esto pasaría y no tomaron las medidas adecuadas).

Luego tenemos el disfraz; una empresa oportunista que desea registrar su herbicida “Paraquat”, que está prohibido en el estado de Río Grande del Sur para resolver el problema creado por el uso de Roundup®. En Argentina en el año 2000, tuvimos el registro de Paraquat para combatir a la soja “guacha” que no era quemada por las heladas en el invierno pues tenía un contenido mayor al 27% de lignina, lo cual la hacia resistente. Eso perjudicaba la siembra minima siguiente, pues la soja “gaucha” también era resistente al herbicida. Desde entonces, en los campos de canola, maíz y soja transgénicos de los EE.UU., Canadá y Australia existe un uso intensivo del herbicida Paraquat -apodado entre los agricultores “como Guarda Espalda del Roundup®”-. Sin embargo, en dichos países el uso de estos herbicidas no está permitido para cualquier agricultor pues se exíje una certificación y licencia especiales después de aprobar un curso de 400 horas.

En los EE.UU. fue muy conocida la campaña contra el secado de la marihuana (Cannabis sp.) con Paraquat, debido a los daños irreversibles como fibrosis pulmonar, provocada en los usuarios y adictos que consumían la planta así tratada. Asimismo, durante 1968 autoridades de salud (FDA), recomendaron el uso del “Test Paraquat” (ditionito de sodio al 5%), una prueba que permitía la detección de Paraquat en agua y matrices biológicas, misma que era distribuida gratuitamente en las farmacias del país para impedir la contaminación y la aparición de una epidemia.

En Brasil el Paraquat fue prohibido comercialmente en 1987, incluso en las Recetas Agronómicas por no tener antídoto o tratamiento (no existe en el mundo un caso de intoxicación oral que haya sido revertido). En algunos países el uso de Paraquat con fines suicidas llevó a su prohibición como figura en la Guía de la Secretaría General de las Naciones Unidas. En la ciudad de Osorio un padre de familia guardó Paraquat dentro de un embace de Coca Cola, su hijo de tres años lo bebió -pues el herbicida tiene el mismo color de la Coca Cola-, el niño murió, causando conmoción en todo estado lo que provocó que el Ministro de Agricultura Pedro Simón, firmara a petición de una asociación de madres, el Decreto 387 de septiembre 1985, prohibiendo la venta del herbicida en el país.

Con la OMC (1996), no hay más país de origen para los agrotóxicos, pues sus patentes son suizas, británicas, alemanas o estadounidenses (saber), mientras que la industria que los sintetiza (hacer), es china, donde el control de calidad varia con el precio. Lo anterior crea otro grave problema, el de las impurezas tóxicas. Es común encontrar en el Paraquat chino la Terpiridina, principalmente en el herbicida producido a menor precio, mismo que es comprado por empresas que lo venden en países donde la vigilancia sanitaria es sustituida por la corrupción. Otro problema es la formación potencial de Paraquat -dimetil- nitrosamina, sustancia cancerígena ya registrada por la ciencia. Es importante entender que entender que la mass-media ofrece sus servicios a Syngenta y Yelmo do Brasil para aprovechar la utilización de una medida cautelar que les permita hacer la venta expres del herbicida a los propietarios de terrenos infestados con “malezas mutantes” y que estos adquieran rápidamente el Paraquat y “resuelvan” su problema, lo que significa para las empresas más de cincuenta millones dólares2. En el sitio weedscience.com están registrados 43 biotipos de malezas mutantes resistentes al Paraquat en 13 países, desde el inicio de su venta en 1962; lo que hará que la solución propuesta agrave aún más el problema de la infestación de los campos de cultivo con dos tipos de malezas mutantes resistentes al Glyphosate® y también al Paraquat.

A nivel mundial existe un elevado índice de intolerancia, saqueos, motines, linchamientos, esa tendencia va en aumento con el nacimiento del Estado Nacional Híbrido del Siglo XXI. Cuando los medios hablan del uso de Glyphosate® y la presencia de residuos del herbicida en la leche materna, en todos los países de la Unión Europea nos preocupamos, sin embargo, entre nosotros el mayor problema es que volverá la desecación de los cultivos y la mariguana, todos los problemas de cuando los trabajadores volvían del campo con las narices sangrando. Los gobiernos títeres saben que la epidemia de la enfermedad de Parkinson es provocada también por el Paraquat, pero no son capaces de requerir a las empresas esos datos, ni les interesa saber, en este mundo de miedo y terror, como es el control que el Departamento de Estado de los EE.UU. hace del Paraquat en su territorio…

En el país primer consumidor de agrotóxicos en el mundo (Brasil) se hace una campaña de denuncia, sin preguntar cómo los EE.UU. que tienen una agricultura ocho veces mayor que la nuestra, es el segundo consumidor de agrotóxicos y pronto será el tercero. Es que en las “vacas sagradas”, los maestros no saben, solamente hacen y sirven diciendo que hay que quitar o flexibilizar las leyes.

Los medios de comunicación no tiene en cuenta los peligros y riesgos de las “malezas mutantes” creadas por las semillas modificadas genéticamente, cuando promueven la flexibilización de las leyes. La solución del problema es otro, como se puede ver en la fotografía.

ZZZZsuicida

1 Mitología griega; Casandra hija del rey Príamo y de la reina Hécuba, ofreció a Apolo favores carnales en cambio del don de ver el futuro, pero no cumplió su palabra. Él no le quitó el don otorgado, pero a través de la serpiente hizo que nadie la escuchara.

2Dentro de un mes o más la cautelar es retirada, pero no hay como recoger o impedir el uso.

Anuncios