Contra la guarimba ecocida

Desde hace varias semanas gupos de opositores al gobierno de Venezuela han realizado una serie de protestas “pacíficas” entre las que se cuentan el bloqueo de vías de comunicación, el incendio y destrucción de instalaciones de programas sociales, de preescolares y universidades, entre otras acciones que atentan contra la paz y contra la vida.

Si bien es cierto que la oposición marcha y hace caravanas que no infringen ninguna ley ni atentan contra nadie, también lo es que en la mayoría de sus bloqueos han derribado y quemado cientos de árboles y han utilizado animales como perros y gatos para pintarlos con materiales acrílicos y otros solventes para “manifestar su malestar”; en algunos casos los “pacíficos” opositores han arrojado vivos a las barricadas en llamas a perros y gatos como se ha documentado en Táchira y Caracas.

En Maracaibo han derribado más de 1500 árboles, para su pácifica protesta emplean motosierras y hachas, cuando no se encuentran estos instrumentos entre sus “herramientas de pacífica protesta” simplemente les prenden fuego como ha ocurrido en Chacao (Caracas). Han incendiado el jardín botánico de Caracas (entregado a la Universidad Central de Venezuela por el Presidente Chávez), así como áreas cercanas al Waraira Repano (también conocido como El Ávila). En Margarita han derribado e incendiado especímenes de Tecoma guayacan Seem., especie forestal endémica, así como otras especies con cientos de años presentes en parques y jardines de Venezuela.

Las personas que adversan al proceso que se vive en Venezuela tienen todo el derecho de hacerlo, pero no con métodos ecocidas, no con métodos y acciones que atentan contra la biodiversidad y el derecho de los animales por observar únicamente ese aspecto de sus acciones. Ese desprecio por la vida contrasta claramente con la visión de los venezolanos que buscan construir un país digno, independiente y en paz, contrasta con programas sociales del gobierno como la Misión Árbol, la misión Agrovenezuela, la misión Nevado y con el Plan de la Patria que en su objetivo quinto se plantea contribuir con la preservación de la vida en el planeta, buscando la generación de sistemas productivos sustentables y respetando los procesos y los ciclos de la naturaleza.

Son contrastántes los hechos de una oposición que promueve y permite el ecocidio (por acción y omisión), frente a un pueblo y su gobierno que plantea y considera en su visión de sesarrollo la importancia de los recursos naturales, de su manejo racional y del problema de fondo que es el modelo productivo que tiene consecuencias globales como el cambio climático.

Estos hechos poco o ningún eco han tenido en los medios de comunicación, por ello desde este modesto espacio queremos mostrar algunas imagenes de las “pacíficas” protestas y de una manifestación en contra del ecocidio guarimbero recientemente ocurrida en Caracas.

0 arbol37 arboles talados en Maracaibo00000 b90d45_a78212e81974486490bfbf1e4770cb60.jpg_srz_643_431_85_22_0.50_1.20_0.00_jpg_srz hqdefault images

IMG_5057 IMG_5076 IMG_5120 IMG_5133 IMG_5168

 

Anuncios