Ana Felicié de Venezuela libre de Transgénicos

Sin título3 copia

En reciente visita que hicimos a Urachiche, estado Yaracuy , tuvimos la oportunidad de contactar a Ana Felicié, especialista en agroecología, del movimiento Venezuela libre de Transgénicos y de Guardianes de semillas, quien, en esta entrevista iluminadora sobre este sensible tema, expresó entre otras cosas, que la actual Ley de Semillas, Materiales e Insumos Biológicos, además de tener una orientación neoliberal, permite en su contenido, la introducción de semillas transgénicas en el país, que fueron vetadas claramente por el presidente Chávez en el 2008, mediante un exhorto que realizó ante la Asamblea Nacional.

Adicionalmente a ese error de origen en esta ley, se perfilan en ella, una serie de medidas punitivas, para aquellos agricultores que utilicen semillas no certificadas.

El parecido con lo que está ocurriendo en México , en Colombia y en Paraguay, donde las semillas originarias, las llamadas semillas campesinas, están prácticamente prohibidas y sancionado su uso, es muy grande y la modificación de esta Ley, que fue aprobada en el año 2002, en una situación de alta inestabilidad para el país, requiere de su revisión y discusión a fondo, no solamente en la Asamblea Nacional, sino, en todos los movimientos sociales, ya que su aplicación, tal cual está redactada, afecta el futuro del país.

Añade Ana Felicié: “…el aparato de propaganda de las transnacionales vende las semillas transgénicas como una semilla que va a producir mas, que va a resistir a todas las enfermedades y que va, además, a contribuir con la producción de alimentos a nivel mundial…eso es falso, primero, técnicamente falso, no producen mas, no son resistentes a plagas, no resisten sequías y duplican y quintuplican y aumentan todo el uso de insumos químicos…desde el punto de vista político esas semillas vienen amarradas a la dominación de todo el sistema alimentario porque tienen patente, esas semillas están privatizadas y las dueñas de esas semillas son las corporaciones…”

Concluye Felicié: “… la Revolución Transgénica es una segunda fase de esa Revolución Verde…en Venezuela hay actores que promueven y están articulados con todos estos intereses globales, que para el caso venezolano son: Fedeagro, Oriagro e Industrias Polar, que en Colombia tienen un convenio directo con Monsanto, para producir harina de maíz con maíz transgénico, que se produce en El Meta colombiano, y que eso está públicamente expuesto en el diario El Tiempo, como un logro de esta empresa agroindustrial, monopolio agroindustrial… ”

Súmate a la campaña por la modificación de la Ley de Semillas, Materiales e Insumos Biológicos y firma en:

http://www.venezuelalibredetransgenicos.org.ve

Los compas del Colectivo Ecologico Autana Tepuy nos hacen llegar este video del lanzamiento de la Campaña Nacional Venezuela Libre de Transgénicos producido por AlbaTV.

Anuncios